idioma idioma

¿Cómo limpiar y mantener limpio el granito?

El granito es una roca muy resistente y dura, con muy poca porosidad y que consigue gran brillo cuando se la pule con diamante. Está formada por granos de diferentes colores.

Su primera limpieza hay que efectuarla mediante acción mecánica con la ayuda de ácido, siempre después de comprobar primero que éste no daña la superficie. Lo que no se puede utilizar será carborundo (carburo de silicio), que pueda "matar" o eliminar el brillo natural de la piedra. Dado que el granito no es poroso, no necesita ningún tratamiento de protección (y dado que no contiene carbonato cálcico en su composición, no se produce sobre él cristalización).

Mantenimiento periódico

  • Granito pulido: mediante barrido húmedo con gasa.
  • Granito basto: en seco en exteriores y el fregado con cepillo en interiores y en los pocos exteriores que lo requieran.

El tipo de mantenimiento periódico que efectuaremos dependerá del tipo de superficie (lisa o basta) y de la amplitud de superficie a limpiar; en suelos en los que haya desaparecido el brillo, la única regeneración que se puede hacer es el pulido, operación muy costosa.

Y nunca olvidar que hay que tener mucho cuidado con los ácidos fuertes porque pueden amarillear el granito.



Enlace:

  Avui fem dissabte
subir arriba
Esta web utiliza las cookies _ga propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies. Ver -
Política de cookies +