idioma idioma

¿ Cómo limpiar y mantener limpio el mármol?

El mármol es una roca caliza relativamente blanda, porosa y que, una vez pulida, adquiere un nivel de brillo considerable tras la cristalización. Existen mármoles de diferentes colores, distintos dibujos y cualidades, características estéticas todas ellas que convierten el mármol en la superficie pétrea estrella de paramentos y pavimentos.

Su primera limpieza se lleva a cabo con discos rojos, sin utilizar en ningún momento ácidos que destruyen la piedra. El tratamiento de protección se realiza mediante cristalizado, teniendo prudencia de que no queden manchas de cristalizador. También se pueden utilizar tapaporos y emulsiones.

El mantenimiento diario consistirá básicamente en desempolvado y fregado, preferentemente con una gasa húmeda ( evitando la utilización de lejía, amoniaco o detergentes que no sean neutros). Para el mantenimiento periódico habrá que decapar con disco rojo y producto decapante para luego cristalizar, una vez que la superficie esté limpia. La limpieza a fondo sigue el mismo proceso, pero el decapado es total.



Enlace:

  Avui fem dissabte
subir arriba
Esta web utiliza las cookies _ga propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies. Ver -
Política de cookies +