Cómo limpiar un espejo y muy concretamente el del baño

Lo normal es que el baño sea un lugar bastante transitado uno de los principales elementos en el que debemos centrarnos es el espejo, pues es muy fácil que este se manche a diario y acabe repleto de salpicaduras de agua y otros productos, como jabones, maquillajes, pasta de dientes, lacas, fijadores de cabello, etc. En algunas ocasiones, manchas como estas pueden ser un poco complicadas de eliminar y para conseguirlo con éxito y sin rallar la superficie del cristal, es necesario saber algunos trucos que se deben emplear y una serie de pasos que debes llevar a cabo y no pasar por alto.

En primer lugar, recomendamos que revises el estado en el que se encuentra el cristal del espejo y, en el caso de que esté realmente sucio, frota su superficie con la ayuda de una manopla o bayeta de microfibra seca, con este primer paso, conseguiremos retirar cualquier capa de polvo, partículas y residuos que hayan.

En el caso de que observes que hay manchas difíciles de eliminar, como por ejemplo gotitas de agua secas o restos de maquillaje incrustados, te aconsejamos que pongas en práctica los siguientes métodos:

  • Para las gotas de agua secas:humedece un trozo de papel de cocina en agua y pásalo con suavidad sobre cada una de las gotas secas. Seguidamente, puedes limpiar todo el vidrio con un producto limpiacristales usando manopla o bayeta de microfibra.
  • Para las manchas de maquillaje:para eliminar la oleosidad de los productos de maquillaje, puede ser muy efectivo frotar las manchas con una manopla o bayeta de microfibra previamente humedecido con un poco de alcohol.

A pesar de que puedes limpiar el espejo con un limpiacristales comercial, lo cierto es que tipo de productos en muchas ocasiones no ofrecen los resultados esperados, especialmente en aquellos espejos que ya son bastante viejos, han perdido brillo y empiezan a verse opacos. Para estos casos, el mejor remedio se encuentra en una solución limpiadora casera que se elabora a base de agua y vinagre, ideal para desengrasar y aportar brillo. Sigue los pasos que te detallamos a continuación para realizar el proceso correctamente:

  1. En un atomizador o bote pulverizador, preparar una mezcla de 2 partes de agua con 1 de vinagrey agita para que ambos ingredientes se mezclen bien.
  2. Una vez hayas hecho la primera limpieza pasando el paño seco, rocía la mezcla de agua y vinagre blanco sobre la superficie del espejo y frota con una hoja de papel de periódico arrugada. El papel de periódico es ideal para limpiar cristales y vidrios, puesto que, a diferencia de otros trapos, no deja pelusa ni marcas.
  3. Cuando el espejo haya quedado reluciente, tan solo tendrás que secar la superficie con una nueva hoja de papel de periódico arrugada para retirar toda la humedad.

Consejos a tener en cuenta

  • Evitar mojar los espejos con agua, pues la humedad se mantiene con el tiempo y esto puede provocar la aparición de unas antiestéticas manchas negras en su superficie que suelen ser difíciles de quitar.
  • Si el espejo está muy sucio, puede ser útil limpiarlo primero con una esponja humedecida con una solución jabonosa.
  • Una alternativa un poco más actual para la limpieza de los espejos es usar filtros de papel para café, te dan los mismos resultados que el papel periódico, son baratos, absorbentes, y no dejan el espejo con una capa difusa – ni cubren tus manos con manchas de tinta como el periódico.

 

Pide presupuesto

Sobre cualquiera de nuestros servicios. Te lo enviaremos sin compromiso.

Haznos una consulta

A través de nuestros medios de contacto

Compra productos de limpieza profesional

A través de nuestra tienda online puedes adquirir lo productos de limpieza profesional que utilizamos nosotros en nuestro trabajo.

Telf.: 977 500 547 
E-mail: vendes@net100x100.com
Whatsapp 690 12 19 53
C/ Tamarit i Gil, 3 - 5 baixos 43500 TORTOSA